A partir de diciembre, Madrid-París en AVE

La última reunión entre el presidente del gobierno Mariano Rajoy y el presidente francés François Hollande se ha saldado con algunos anuncios importantes. Sin duda el que ha creado más expectativa es el de la inauguración del último tramo de alta velocidad que conectará las capitales española y francesa. A partir del 15 de diciembre París y Madrid estarán un poco más cerca con la apertura de la línea que une, a través de la Jonquera, Girona y Perpiñán.

Para dos países en los cuales el turismo es uno de sus pilares económicos esta obra representa un gran salto adelante. El presidente Rajoy afirmó que la culminación de este proyecto es “un logro histórico en materia de interconexiones”.

La oferta inicial de trenes de alta velocidad puesta en marcha por las operadoras Renfe y SNCF (Société National des Chemins de Fer) tendrá tres líneas. La primera y principal será la que una Barcelona y París. Con dos trenes diarios partiendo de las estaciones de Sants y de Lyon respectivamente, el trayecto podrá cubrirse en unas 6 horas. Para alcanzar la capital francesa desde Madrid u otras ciudades españolas habrá que hacer trasbordo en Barcelona.

Pero el nuevo AVE no solo conectará la ciudad Condal con París. Gracias al enlace de la Jonquera toda la red ferroviaria de alta velocidad española queda ahora integrada con el sistema galo y, por ende, con el europeo. Así Renfe y SNCF ofrecerán también un trayecto entre Madrid y Marsella que unirá ambas ciudades en unas siete horas. Desde Barcelona, y a través de Toulouse, se podrá llegar hasta Lyon en unas cuatro horas. En total el servicio que echará a rodar el 15 de diciembre conectará 17 ciudades españolas y francesas.

Los precios de los trayectos variarán en función de la demanda y de las distancias recorridas, pero fuentes de Renfe han informado a Europa Press de que a partir de hoy podrán adquirirse ya los billetes. Para el trayecto Barcelona-París se estiman precios entorno a los 170 euros. La conexión entre la capital española y Marsella también rondará esta cifra, mientras el los trayectos que parten de la estación barcelonesa de Sants hacia Lyon o Toulouse serán de 77 y 114 euros por viaje.

Dada la competencia que las nuevas líneas tendrán con otros medios de transporte como las aerolíneas de bajo coste o el autobús, Renfe y SNCF pretenden ofertar descuentos y rebajas en los precios de los billetes a fin de hacer el servicio más competitivo. Ya existen antecedentes de líneas de alta velocidad que no han cumplido las expectativas creadas, y las empresas ferroviarias no quieren poner en riesgo el carácter emblemático de esta conexión.

Si bien es claro que el AVE será un servicio eminentemente pensado para viajes de negocios, las tarifas con descuento pueden contribuir a acercar este medio de transporte al ciudadano medio y al turista. El problema sigue siendo que una conexión terrestre no puede competir en duración del viaje con el avión en una distancia tan larga como la que media entre Madrid y París. Sin embargo hay que reconocer que poder viajaren tren en 10 horas desde el Manzanares al Sena parecía hace años cosa de locos, aunque te tocará hospedarte en alguno de los espectaculares hoteles parisinos porque la vuelta deberá ser pasados unos días.