¿Dónde viajan los españoles con la crisis?

El viajar es un placer. Ya nos lo decían los payasos de la tele en una de sus canciones hace varios años. Y es que, ¿a quién no le gusta conocer un lugar nuevo o disfrutar de unos días de descanso fuera de casa? Viajar es uno de los hobbies favoritos de los españoles, aunque con la crisis ha habido ciertas limitaciones. Hace unos años, los destinos preferidos eran Estados Unidos, Reino Unido, Holanda, Republica Dominicana y Alemania, entre otros muchos. Con la crisis económica los destinos se han visto modificados de tal forma que ahora los españoles no salen de nuestras fronteras.

Visitar ciudades españolas que nunca se habían visto es la mejor opción para pasar unos días fuera de casa. Conocer su centro histórico, sus rincones y sus monumentos son las principales actividades a llevar a cabo cuando se sale de casa. Los destinos internacionales más visitados ahora son los nacionales. Madrid, Barcelona, Mallorca, Canarias y Comunidad Valenciana encabezan la lista de las ciudades españolas que más turistas acogen. Aunque ahora, los españoles han cambiado sus hábitos. En lugar de pasar una semana en un hotel con pensión completa, se van a apartamentos alquilados, que cuestan menos dinero. Otra opción es ir a casa de unos amigos. Así se ahorran pagar el alojamiento y solo gastan en comer o salir.

Los turistas nacionales tienen varios motivos por los que realizar sus viajes. La principal razón es el ocio, muchas personas deciden salir fuera de su ciudad para conocer gente y divertirse. Parques de atracciones, bares, monumentos o museos son los atractivos que más llaman la atención de los viajeros. Aunque hay más motivos, como el trabajo, los estudios, la salud o las visitas a familiares que aumentan las cifras de viajeros. El perfil del turista nacional es varón, con una edad comprendida entre los 25 y los 44 años y con un alto nivel de estudios. La estancia media ahora son dos noches, cifra que antes llegaba a la semana como regla general. Las personas mayores de 65 años son los que pasan más días fuera de casa porque tienen más tiempo libre y con las ventajas del IMSERSO éstos lo aprovechan y viajan mucho más.

Los hábitos de los viajeros han cambiado mucho con el paso del tiempo. Aunque los españoles siguen viajando, lo hacen con mucho menos presupuesto. Lo importante es poder salir de casa unos días para evitar la rutina de la vida diaria. Un fin de semana cada dos meses es el tiempo medio que utilizan los españoles para viajar. Los hoteleros no han tenido otra opción que bajar sus precios para atraer a más clientes. De esta forma, muchos continúan poniendo el cartel de completo en todas las temporadas del año. Y es que España es un buen destino para pasar unos días de desconexión aprendiendo o disfrutando del ocio. Como ya decíamos antes, el viajar es un placer que nos suele suceder.