FTSE-MIB: Principales valores de la bolsa de Milán

El parqué milanés es el principal de Italia y en su índice FTSE-MIB se pueden seguir las cotizaciones de las principales empresas italianas. Este índice recoge el valor de 40 empresas de diferentes sectores, teniendo un peso fundamental la banca y los servicios financieros, la industria y el sector energético.

De entre los valores más importantes relativos al sector bancario encontramos al Banco Popolare di Milano, Intesa San Paolo, Monte dei Paschi di Siena, Banca Popolare della Emilia Romagna, así como a la aseguradora internacional Generali Assicurazione. La firma internacional de servicios financieros Azimut también forma parte del grupo. En conjunto, el sector bancario-financiero es el preponderante en el FTSE-MIB.

En lo referente al sector industrial existe variedad, pero tienen bastante peso las empresas relacionadas con la automoción. La casa de neumáticos Pirelli y las secciones de vehículos particulares y comerciales de Fiat son dos de las más importantes empresas industriales italianas. Además, el sector de la defensa y aeroespacial está representado a través de Finmeccanica, el segundo holding empresarial más grande del país. CNH industrial se dedica a la fabricación de maquinaria agrícola y vehículos comerciales.

La industria del lujo es otro de los principales activos de la economía transalpina y por tanto del FTSE-MIB. La firma internacional de moda Salvatore Ferragamo está entre las cotizadas en la plaza milanesa.

Otro potente sector representado en el FTSE-MIB es el de la energía. Italia cuenta con dos gigantes del petróleo: Enel y Eni. Ambos cotizan en el mercado milanés. La primera de ellas ocupa dos puestos en el listado a través de su filial de energías renovables, Enel Green Power. En lo referente al gas, el líder es Snam. Su negocio abarca desde la regasificación del producto que importa el mercado, al almacenamiento y la distribución. El sector eléctrico está representado a través de Terna, empresa propietaria de la red nacional italiana de distribución.

La industria alimentaria también está presente a través de la mítica firma Parmalat, la cual produce infinidad de productos lácteos y derivados de la leche. La marca de bebidas alcohólicas Campari forma parte a su vez del índice milanés.

En lo referente a las empresas de telecomunicaciones, la única presente es Telecom Italia, empresa parcialmente controlada por Telefónica y puerta de entrada de la multinacional española al mercado italiano de la telefonía.

La economía italiana, pese a los problemas políticos que el país ha atravesado a lo largo de las últimas décadas no ha dejado de ser uno de sus baluartes. Su industria y su sector del lujo son internacionalmente reconocidos. El sector bancario está diversificado e internacionalizado. El FTSE-MIB es un buen referente a la hora de buscar empresas en las que invertir. Sin ser tan importante como París, Londres o Frankfort, la bolsa de Milán es una de las principales de Europa y la fusión con la Bolsa de Londres (ambas operan bajo la gestión de la misma empresa matriz) demuestra la solvencia de este parqué.