¿Hacemos un BlaBlaCar? Nuevas formas de viajar barato

Compartir coche se ha convertido para muchos en la opción más barata de viajar. Eso se ha conseguido gracias a la creación de algunas empresas en Internet que, a modo de red social, ponen en contacto a conductores y a viajeros para compartir coche y experiencia.

La web más conocida en España dedicada a esta forma de viajar super low cost se llama BlablaCar. Su uso se ha extendido en los últimos años gracias al boca a boca y, sobre todo, a una necesidad imperiosa de no gastar dinero a la hora de viajar. Desde Lisboa hasta Barcelona; de Madrid a San Sebastián; de Valencia a Alicante; de París a Bilbao o, incluso, desde casa hasta el lugar de trabajo. No importan las distancias. La cantidad y diversidad de rutas depende del número de personas que coincidan en un mismo momento para hacer el mismo viaje.

Belén, Cecilia y Elena querían pasar el puente de noviembre en Lisboa. Miraron la opción del avión desde Madrid, pero el vuelo costaba unos 200 euros ida y vuelta. Les parecía demasiado caro, por lo que decidieron poner un anuncio en Bla Bla Car. “Somos tres chicas que viajaremos a Lisboa el próximo 31 de noviembre, jueves, hasta el domingo día 3. Saldremos a primera hora de la tarde desde Madrid”. Poco después, en el perfil de la conductora, Cecilia, ya se podían leer varias respuestas. Una de ellas decía: “Hola, soy Juan, me gustaría compartir con vosotras coche ya que voy en las mismas fechas a Lisboa”. A partir de entonces, ambos se pusieron en contacto para organizar el viaje y los cuatro viajaron a Lisboa.

Este es solo un ejemplo de cómo viajar no debe suponer un gran gasto. Pero, para muchos, la opción de compartir coche no supone únicamente una cuestión de ahorro, sino también una forma diferente de viajar y de vivir experiencias con todo incluido.

“Al principio me costó dar el paso, iba con miedo porque desconfiaba de la persona que se pusiera al volante. Pero una vez lo haces, desaparecen por completo los miedos. Entiendes que, al igual que tu, el resto de personas que viajan contigo deciden compartir coche porque es la opción más barata, simplemente por eso”, cuenta Alberto, un joven más que acostumbrado a “hacer BlaBlaCar”, una frase ya estandarizada entre esta comunidad de viajeros. En su caso, debe viajar casi todos los fines de semana a Valencia porque allí vive su novia. Por lo que unas veces pone su coche a disposición y otras decide viajar con otro conductor. Asegura que no recuerda haber tenido ninguna mala experiencia en los más de veinte viajes que lleva realizados. “Como mucho, podría criticar a la gente que generalmente no es puntual o que no avisa con tiempo para cancelar un viaje. Pero es una minoría”, sostiene.

Entre las cosas más positivas destaca el ahorro que supone un trayecto Madrid-Valencia, que cuesta aproximadamente unos 15 o 17 euros dependiendo de cada conductor y, sobre todo, la experiencia. “Desde que viajo en BlaBlaCar, tengo más amigos”, asegura con una sonrisa.