Turismo gastronómico en España

La marca España en el turismo gastronómico es uno de los mayores pilares que tenemos en nuestro país. La oferta culinaria que ofrece nuestra cocina atrae por su sabor, presentación, aroma, texturas, color…

El enorme potencial que España posee en este sector no es baladí y prueba de ello es que es uno de los países que cuenta con el mayor reconocimiento en estrellas Michelin, los 171 restaurantes que llevan este distintivo nos avalan (8,2% más respecto a 2012).

Una de las principales atracciones del turismo, y uno de nuestros destacados valores es una variada y rica gastronomía que hace las delicias de todos aquellos que tienen la oportunidad de saborearla. La variedad, calidad y diversidad de nuestros productos hacen que nuestra oferta sea reconocida a nivel mundial, y la llamada “Dieta Mediterránea” esté declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Nuestra gastronomía es uno de los principales atractivos para el turismo, en 2012, 5,6 millones de turistas internacionales llegaron a España movidos por la cocina española, además esta es reconocida como la segunda favorita comida europea por detrás de la italiana.

Nuestros chefs son reconocidos a nivel internacional en todos los lugares, y nos situamos en las listas de los mejores restaurantes del mundo. En muchos hoteles podemos encontrar una gran variedad de estilos culinarios diferentes para todo los gustos, como el Kabuki, ubicado en uno de los mejores hoteles de Madrid como es el Wellington. Cada vez estamos en lo más alto y hace ya tiempo que hemos empezado a ser referentes en tendencias.

La marca España en gastronomía empieza a ser considerada por los expertos como una de las banderas fundamentales para salir de la crisis, apostar por ella y por su “alta cocina” es apostar por nuestra economía, y reforzar nuestra imagen en el extranjero.