Vuelos en clase Business a precios Low Cost: cómo conseguirlos

A la hora de volar, muchos pasajeros prefieren hacerlo de la forma más cómoda posible, especialmente si se tienen por delante muchas horas de viaje. Una de las opciones es comprar un billete en clase Business, la categoría de billete intermedia. En esta clase los asientos son más amplios, o al menos se sienta a los pasajeros en asientos no contiguos. Además, los billetes en clase Business ofrecen ventajas desde el momento en que se llega al aeropuerto con mostradores de facturación exclusivos y acceso a salas de espera VIP. La cuestión es que esta tarifa es normalmente dos o tres veces más cara que el asiento en clase turista. ¿Cómo se pueden conseguir billetes Business a precios más reducidos?

La clase Business (de negocios) suele ser la que utilizan los viajeros profesionales, quienes por su trabajo tienen que moverse de un lugar a otro en cortos espacios de tiempo. Así, el primer truco sería intentar buscar billetes para fechas en las que los negocios están parados: fines de semana, festivos, puentes, vacaciones. Durante estos periodos las aerolíneas tienen menos clientela Business tradicional y en ocasiones hacen ofertas para esta tarifa a fin de llenar los aviones.

Hay que intentar también buscar en destinos que todavía no estén excesivamente explotados desde el punto de vista turístico. Esto no solo permite disfrutar del destino sin aglomeraciones, sino que suele resultar más barato. El problema es que en ocasiones, para esos destinos existen pocas conexiones de vuelo o incluso solo se puede llegar haciendo escalas, lo que incrementa el precio del billete.

Una cuestión fundamental es empezar a mirar los precios con tiempo. Si ya se conocen más o menos las fechas en que se hará el viaje con antelación, lo mejor es buscar billetes meses antes. Las compañías aéreas sacan a la venta los billetes con un año de antelación y durante ese periodo van variando los precios en función de la demanda que tienen. Si detectan que determinados trayectos en un momento dado están siendo poco solicitados sacarán ofertas para intentar vender esas plazas. Es el momento de aprovecharlas. Por ejemplo, como al buscar alojamiento en Alcalá del Júcar que también se hace lo mismo al buscar chollos de hoteles.

Existe también, aunque es más arriesgada, la posibilidad de esperar al último minuto. Si no importa el destino se puede probar a ver qué cancelaciones de billete se producen pocos días antes de la fecha de salida que se tiene planeada. Si una compañía, a pocas horas del despegue que un vuelo tiene plazas sin vender o que algún pasajero ha cancelado suele sacarlas a bajo precio. Eso sí, no tiene porque salir plaza en un destino en particular. A través de lastminute.com, por ejemplo, podemos encontrar ofertas para este tipo de vuelos.

Otra opción disponible es la de mejorar la tarifa. Iberia permite adquirir billetes en clase turista y, mediante el pago de un extra, acceder a clase Business. La cantidad adicional que hay que abonar dependerá de lo completo que vaya el vuelo y de las limitaciones se quieran asumir: si se mejora un billete en turista a Business pero se aceptan restricciones como no poder cambiar la fecha o no poder devolver el billete en caso de improviso, la compañía pedirá menos dinero por cambiar de clase.