Las ventajas de la energía solar

La energía solar es la energía que se obtiene de la radiación electromagnética procedente del Sol. Esta energía es aprovechada a través de captadores que consiguen convertir ese calor en energía eléctrica. Aunque los dispositivos suelen ser caros, las ventajas que ofrece con el tiempo son mayores. A través de esta energía renovable se puede conseguir erradicar una parte de la contaminación mundial. Como son energías limpias permiten obtener energía eléctrica sin la necesidad de aparatos contaminantes.

La explotación de la energía solar puede realizarse de dos maneras diferentes. Como fuente de calor para sistemas solares térmicos, o como fuente de electricidad para sistemas solares fotovoltaicos. Este último es el más utilizado a través de los paneles solares. Compuestos por células solares consiguen transformar la energía luminosa en energía eléctrica. Por lo general las células están conectadas entre sí por un circuito en serie. De esta forma aumenta la tensión de salida de la electricidad.

Las ventajas medioambientales que produce la energía solar son diversas. Para empezar proviene de una fuente inagotable que es el sol y por eso no contamina. No necesita la presencia de ningún otro recurso ni de suministros contaminantes. Con esta fuente renovable de energía un país consigue mucha autonomía puesto que no tendrá que pedirles a otros países suministro energético. Además la mayor producción coincide con las horas de mayor consumo. En las horas centrales del día es cuando más energía se necesita coincidiendo con el momento en que hay más sol.

El sistema que precisa este tipo de suministros es muy sencillo de instalar y puede hacerse en cualquier lugar y de cualquier tamaño. En función de las necesidades posee un sistema de regulación donde el usuario puede regular su potencia. Son mecanismos tan sencillos que apenas tienen averías y duran durante muchos años. Aunque su principal ventaja es que promueve la preservación del medio ambiente y supone un compromiso con la innovación y la sostenibilidad del planeta.

En una universidad australiana han conseguido desarrollar un material que reduce en un 80 por ciento el coste de fabricación de los paneles. Utilizan un mineral más barato y de alta eficiencia que absorbe la luz hasta un 25 por ciento. De esta forma se estarán abaratando los costes de una energía limpia y muy necesaria para el planeta. La contaminación alcanza niveles muy elevados y es preciso utilizar este tipo de fuentes que tengan un alto grado de compromiso con la salvaguarda del medio ambiente.