Halcón Viajes: los cimientos del principal grupo turístico español

Con unos ingresos anuales de casi 3.000 millones de euros y una plantilla de alrededor de 12.000 trabajadores, Globalia es el principal grupo turístico español, un grupo construido desde cero por un salmantino llamado Juan José Hidalgo, hombre extraordinariamente tenaz, de orígenes humildes, que en 1965, siendo emigrante en Suiza, compró un Mercedes de segunda mano y empezó a cubrir la ruta entre Zúrich y la capital del Tormes. Sí, casi 1.700 kilómetros sobre cuatro ruedas (¡con las prestaciones y el equipamiento que tenían los coches en los sesenta!), un largo paseo de 20 horas en aquellos tiempos en los que tanta gente tuvo que abandonar España en busca de pan y trabajo.

Hidalgo hizo crecer su nómina de vehículos para desplazarse por carretera y en 1971 abrió la primera oficina de Halcón Viajes en la localidad de Alcántara (Cáceres); un año después puso sus ojos en el transporte aéreo y fichó el primer avión de su empresa, un aparato de Aviaco para volar de Madrid a Zúrich y de Zúrich a Madrid. Por fin, en 1987 Hidalgo consiguió llegar a Puerto Plata, en el Caribe dominicano, su primer paso en la conquista del sector de los turoperadores, una aventura con dos hitos decisivos en 1988 y 1991: primero, la fundación de Travelplán y, segundo, la adquisición, por 600 millones de pesetas de entonces, de la compañía inglesa Air Europa, que tenía una modesta flota de nueve aviones.

Por fin, en la década de los noventa, Halcón Viajes experimentó un crecimiento espectacular, impulsada por el éxito de la Expo de Sevilla y de los Juegos Olímpicos. Hasta el siglo xxi, la compañía abrió oficinas a un ritmo de 80 cada año y en 1993 se atrevió a competir con Iberia en el mercado de los vuelos regulares domésticos; la experiencia fue un éxito: en 1996 operaba 750 vuelos semanales, a destinos como Nueva York, París, Varadero (en Cuba) y Salvador de Bahía (Brasil).

Globalia se constituyó oficialmente en 1997 y se instaló en Mallorca en 1999. Como holding, es el paraguas de un puñado de empresas de éxito, como las mencionadas Air Europa, Halcón Viajes y Travelplán, Touring Club, Latitudes, Iberrail, Welcome Incoming Services, Viajes Ecuador, Welcomebeds.com, Tubillete.com, Be Live Hotels & Resorts, Luabay Hotels, Globalia Autocares, Globalia Artes Gráficas, Globalia Sistemas y Comunicaciones, Globalia Call Center y Pepeworld, con una división de telefonía móvil (Pepephone), una agencia de viajes (Pepetravel) y otra de alquiler de vehículos (Pepecar), y que prepara su entrada en el negocio de la electricidad.

Hotelerum: reservas más productivas

En la actualidad nos encontramos ante un panorama que está viviendo grandes transformaciones en todos los sectores gracias al fuerte crecimiento que está experimentando Internet. La industria del turismo es un fiel reflejo de estos cambios que se están produciendo a nivel mundial. El auge de Internet y el desarrollo de la sociedad de la información han sido claves para el cambio de tendencias que se están produciendo en el sector turístico.

El turismo siempre se ha caracterizado por ser un motor esencial para la generación de riqueza en los países, así como para asegurar el bienestar y el progreso de los mismos. Y para conseguirlo, el sector turístico se ha visto obligado a adaptar sus estrategias a las nuevas exigencias del mercado.

En el caso del sector hotelero, la red se ha convertido en el canal indispensable para atraer al mayor público posible. Como un escaparate global, a través de diferentes motores de reservas online, los hoteles de cualquier rincón del mundo se promocionan en la red para conseguir atraer a todo tipo de turistas.

Booking, eDreams, Destinia, Rumbo o Travelgenio son algunas de las agencias que invaden la red y gestionan las reservas de miles de hoteles. El 76% de las reservas turísticas que se realizaron en 2017 se hicieron a través de Internet. Estas agencias online sobreviven de las comisiones que se llevan por cada reserva realizada con éxito, aproximadamente un 20% de comisión por reserva.

Para conseguir que las empresas y hoteles aumenten sus reservas a través de sus propias páginas evitando el pago de comisiones a otras agencias se ha creado Hotelerum. Un motor de reservas a través de la red que permite incrementar el número de reservas realizadas desde las propias páginas webs de los hoteles. De esta manera, aumenta el margen de beneficios de los mismos.

Para conseguirlo Hotelerum ha llegado a un acuerdo con Google Hotel Finder y TripAdvisor (a través de TripConnect) para que en los resultados de las búsquedas realizadas por los usuarios, aparezcan las páginas principales de los hoteles y se incrementen las reservas directas. Así los establecimientos evitan el pago de las elevadas comisiones de las agencias online por cada reserva realizada.

La misión de Hotelerum es poner en contacto al cliente con el hotel, eliminando todo tipo de intermediarios y conseguir posicionar las páginas principales de los establecimientos turísticos por encima de las de las agencias de viaje online que promocionan sus alojamientos en la red. Para ello, y por unos 50 euros al mes, Hotelerum aporta las herramientas digitales necesarias para poder aumentar las ventas directas y facilitar las reservas a los clientes.

En la actualidad, Hotelerum cuenta con más de 500 establecimientos hoteleros de España, Francia, Portugal, Argentina, Brasil, Chile y México. Su ambicioso plan de expansión contempla más de 2.000 hoteles para el año 2018 superando los dos millones de euros en facturación.

Fotoprix, la fotografía digital se desvincula de las tiendas tradicionales

Cuando la barbas de tu vecino veas cortar… El negocio de la fotografía vive una transformación muy profunda desde que las cámaras digitales comenzaran a comercializarse. Si un gigante del sector como Kodak se está viendo obligado a reinventarse, parece lógico pensar que todo el sector está sumido en un terremoto de cambios de paradigmas. La compañía ahora redirige su camino hacia los Smartphone y las posibilidades que abren al ámbito fotográfico. Y eso después de que en 2010 viviera uno de los momentos más críticos de su historia ante la caída del volumen de negocio tradicional.

El revelado tradicional ha dado paso a otro catálogo de necesidades que hay que cubrir para el usuario y que poco tienen que ver ya con los carretes y el revelado antiguo. La innovación es una de las patas principales de las compañías ligadas al mundo post-cámara fotográfica puesto que la posibilidad de guardar y almacenar las imágenes en un ordenador ha desembocado en que el negocio tradicional de la fotografía papel ha mermado. Fotoprix parecía haber apostado por la innovación, por la investigación en la relación entre los productos y el cliente que es donde parece que hay posibilidades de seguir creciendo, pero ahora vive un incipiente estancamiento.

Ahora bien, aunque comenzó bien en la era digital, lleva anclado en los mismos productos varios años. El Fotolibro es el producto en el que más están centrando su esfuerzo, aunque la utilización de los Smartphone y el partido que se les puede sacar para la impresión fotográfica también está siendo su objeto de análisis. El hándicap es que dada la coyuntura en la que estamos inmersos: las aplicaciones para teléfonos inteligentes son ya las protagonistas en cualquier sector, parece que sus líneas de investigación se quedan cortas.

Es cierto que lleva más de 30 años en el mercado, pero al momento de crisis económica actual hay que añadirle la transformación que está viviendo continuamente el mundo fotográfico. Fotoprix intenta mantenerse a través de la fórmula de la franquicia, pero tampoco parece fácil enrolarse en un proyecto en el que la inversión inicial supera los 70.000 euros y que compromete al franquiciado al menos durante cinco años. Volviendo al primer factor, a la crisis, la cadena mantiene unos precios que se antojan elevados para los tiempos en los que estamos. Bien es cierto que vemos a Fotoprix habitualmente entrando a formar parte de las ofertas de las webs de compras con descuentos para hacer más accesibles sus productos al maltrecho bolsillo del ciudadano. Pero, con todo y con eso, su política de precios no resulta del todo atractiva para un usuario que ya no necesita revelar todas sus fotografías como antes.

Por si fuera poco, y aunque depende de cada tienda, sobre todo las que están en régimen de franquicia, el servicio de atención al cliente no parece todo lo exquisito que debiera. O esa es la imagen que tienen los internautas. Es cierto que las opiniones negativas siempre tienen más repercusión que las positivas, (un cliente descontento lo contará a 9 personas, uno satisfecho probablemente a ninguna).

Fotoprix se mantiene por su condición de empresa fuerte y grande pero no debería relajarse porque la tecnología avanza tan rápido que lo que hoy es lo “más in”, mañana puede estar totalmente fuera de lugar. Que se miren en el espejo de Kodak si no lo tienen claro.

Baidu, el nuevo competidor de google

Desde el gigantesco mercado asiático llega un nuevo motor de búsqueda que planea hacerle la competencia a Google, el motor de búsqueda en Internet más aclamado por los usuarios a nivel global. El nuevo y potente competidor se denomina Baidu y actualmente, solo está disponible en el idioma chino.

Tiene su origen en Pekín y aunque fue creado en el año 1999 por Robin Li, es ahora cuando está cogiendo fuerza y generando notoriedad entre los usuarios asiáticos. Su diseño es bastante similar al californiano Google. Baidu también ofrece a los internautas la posibilidad de realizar búsquedas no solo de noticias sino también de imágenes, vídeos musicales y mapas a través del servicio de geolocalización.

En su búsqueda por ganar cuota de mercado, Baidu se prepara para lanzarse a países como Brasil, Indonesia o Tailandia. Entre sus objetivos de expansión también se encuentran los países árabes. Baidu se ha convertido en el buscador principal del mayor mercado online a nivel mundial, el chino. Este mercado cuenta con casi 600 millones de internautas de los que casi 400 poseen un dispositivo móvil con acceso a Internet.

Actualmente, Baidu domina casi el 80% del total de búsquedas que se realizan en el idioma chino. Además, el 30% de las compras que se realizan a través de Internet en China se realizan mediante este motor de búsqueda. En el año 2005 Baidu salió a la bolsa de valores automatizada más importante de Estados Unidos, Nasdaq. En ella se dan cita más de 3.800 empresas y su volumen de intercambio es mucho mayor que el que se produce por hora en cualquier mercado de valores a nivel mundial.

El debut en Nasdaq de Baidu fue todo un éxito. Se lanzó con un valor de 27 dólares por cada acción y ese día cerró su estreno a un valor de 122 dólares. En la actualidad, cada título de Baidu en bolsa cotiza por un valor de 171 dólares.

La estrategia empresarial en la que se fundamenta Baidu reside en analizar el comportamiento y los hábitos de los distintos usuarios para poder conocer cuáles son las necesidades reales que poseen para poder satisfacerlas. De esta forma, si un internauta desea realizar una búsqueda sobre un artista latino, con tan solo teclear el nombre le aparecerá de inmediato todas las reseñas que hay en la red sobre ese personaje.

En China está permitido la descarga de música gracias al acuerdo que Baidu llevó a cabo con grandes discográficas del sector musical como Warner, Sony y Universal. De este modo, es Baidu quien abona las descargas o las reproducciones que los usuarios realizan a través del buscador.

Baidu ultima sus planes de internacionalización hacia otros mercados dominados por Google. Por eso, el gigante con sede en Mountain View debe trabajar duro si quiere mantener su liderazgo a nivel mundial.